Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 



Artículos recopilados

ESTRENOS DE LA SEMANA (AMALIA DE GALLARDO)

Diario Presencia (La Paz domingo 11 de Mayo de 1980)


Stavisky - 1974"STAVISKY, el audaz estafador" Prod.- Francesa Dir.- Alain Resnais

"Stavisky'' puede ser vista en dos planos. Como una sucesión de expectantes aventuras de un audaz y en-cantador estafador que, luego de vivir apasionadamente, termina bruscamente sin caer en la decadencia de su brillante trayectoria. O como una obra de mayores alcances, donde las alegorías invitan a meditar con mayor profundidad, sobre la constante inquietud que guía la obra de Resnais: el tiempo, la verdadera dimensión del tiempo que atrevidamente podríamos llamar la filosofía del tiempo.


"Stavisky" es un personaje vividor y optimista, nada atempera su fogosa vitalidad y vive para construir un mundo idea! a su alrededor; los acuerdos amargos que afloran de vez en cuando son superados.

Su frivolidad y sed de triunfos materialistas lo emborrachan, compra conciencias, amigos, mujeres, fortuna y hasta identidad. En la aparente felicidad que ha creado, cobran un importante lugar los coches, las modas y la falta de prejuicios. Los personajes secundarios que conforman la cohorte de este símbolo de la inconciencia y la frivolidad son: Montalvo galante y contrabandista de armas, el cínico, obsecuente, y clarividente barón Raoul y el idealista jovencito Gran-ville.

Aferrados a un presente de opulencia, de dominio, no ven o viendo quieren ignorar, la inminente extinción de una época. La antípoda de esta falsa realidad está representada por ia presencia circunstancial, pero al mismo tiempo dominante y determinante, de Trotsky a quien se le obliga un juramento de respeto a la hospitalidad, permitiendo paradójicamente la impunidad de los fraudulentos manejos del audaz. No olvidemos que Resnais es marxista.

El interés básico de Resnais, no es tanto pintar una época, como criticar el ambiente de que el protagonista se ha querido rodear, y la presentación del clima de frivolidad, del momento histórico que ambienta la obra es de una calidad impecable. Tanto el guión de Semprún como la impostación de las imágenes son un ejemplo de excelente labor cinematográfica.

Esta película construida con múltiples personajes, escenas que se superponen, situaciones que se multiplican, es un film de profundo contenido social y político que bajo la artística apariencia de sus composiciones plásticas, considera desintegración de todo un sistema que al amparo de un gobierno de izquierda, mantiene la corrupción del culto por la personalidad y el lucro.

Clasificación:
Film que por el argumento y las situaciones exige madurez
Excelente